Arts

Poesía: Pablo Guevara

El Gesto Tuyo

 

El Gesto Tuyo

 

En las formas de esta vida peligrosa,

cuando atravesamos Europa y estas terrazas grises

sobre el Sena, a la altura del puente Auteuil,

donde hemos vivido lo indecible del Amor,

donde encallo, ¿puedo decir entonces que

derivando, fui arrojado;

¿que, flotando en violencias,

me trajo la dulzura?

 

Mientras pasaban sin descanso las chalanas de carga

(corderos de la Champagne, caballos de Irlanda,

quesos de la Normandie, y tanto más

para las Polkas de las Mandíbulas)

entre tantos millares que aquí han perecido,

tras las persecuciones de los Mandarines

¿puedo decir: “París, la Flor de Lys”?

 

II

 

Cuando recuerdo,

que en diversas edades aquí se bañaron

hordas de pillos como de truhanes,

prefectos, comerciantes, cortesanos, mercenarios

y niñas como hoy tan bellas,

que, corazones aterrorizados,

en diversas edades acamparon a las orillas

del Rhin, del Tíber, del Támesis

-por decir de otros ríos de príncipes

como de prelados mientras los Bailes Populares

lanzaban al cielo sus destellos flamígeros,

le pregunto al Sena, a su espejo verdoso

¿yo, de ultramar venido, qué puedo decir?

 

III

 

Es vasto el Hombre, y es terrible la Historia:

“Bien qu’elle affecte d’ avancer á coups d’ excés.

elle adore la moderation; c’ est pourquoi

l’ Histoire est trouble, non troublante” (René Char).

 

Unidos a estos horizontes,

ahora que nadie nos canta y consuela

¿cuál de las formas de esta vida peligrosa

nos librará del suicidio?

 

Tú,

oh milagro de tantas mujeres

que siguen poseyendo la belleza

y la esperanza del Amor,

amadoras que han podido

sobrevivir a las ruinas

seres como Tú, sombras

esplendorosas que hacen de sus vidas UNA FORMA

CONTINUA DE NO DAR

SOMBRA.

 

 

De: “Crónicas contra los Bribones,” 1967.